Seleccionar página

Hacemos pizzas en serio
y no en serie.

La cocina abierta es el corazón de la Fabbriča. Permite disfrutar de espectáculo gastronómico creando ambiente común y armonioso unido al resto del restaurante.

Un sitio único con el toque personalizado. Decorado pensando en nuestros clientes, con el objetivo de crear un ambiente acogedor, cálido que convierta una simple cena, almuerzo en una experiencia de los sentidos.

La carta esta basada en los productos frescos, naturales, y de alta calidad que ayudan a descubrir diferentes sabores y aromas. Los platos preparados según propias recetas reflejan la identidad y la particularidad de la Fabbriča.